Presbiacusia, cuando empezamos a perder el oído

Hay una sensación común que en algún momento de nuestra vida todos hemos vivido en primera persona o a través de alguien cercano. Es esa impresión de notar que se está perdiendo la audición. Muchas veces, se trata de un hecho aislado, pero no siempre. Esto suele ocurrir, sobre todo, en personas de avanzada edad. Pero no es el único motivo por el que se produce. En ocasiones, la exposición del oído a factores externos de gran volumen puede provocar este fenómeno llamado presbiacusia.

La pérdida auditiva en las personas que sufren esta enfermedad es gradual. Por ello,  aquellas que son afectadas no siempre se dan cuenta de este hecho. La presbiacusia se produce por síntomas naturales de desgaste en nuestro organismo por el paso del tiempo y afecta al rango de frecuencias del oído. Todo esto hace que se pierda la capacidad de distinguir frecuencias agudas (como el timbre de un teléfono). Sin embargo, las frecuencias graves (como el sonido de un motor) los perciben y distinguen sin ningún tipo de problema.

Es una enfermedad que afecta a más del 30% de la población en España, entre los 65 y los 75 años, y en un 40% a aquellas personas que se sitúan por encima de este rango de edad.

¿Qué síntomas tiene?

La presbiacusia presenta una pérdida de la recepción de sonidos con tonalidades agudas o altas y obstaculiza la comprensión del habla y la audición. Esta dificultad de entender a otras personas se debe a que la voz humana se escucha como un murmullo y a que, además, perciben sonidos inexistentes recreados por ellos mismos.

¿Cuáles son las causas de la presbiacusia?

Los entornos de trabajo ruidosos, la exposición a sonidos fuertes durante un período de tiempo largo, los factores hereditarios y el paso del tiempo, son algunas de las causas  principales que la provocan.

Las enfermedades cardiovasculares y la diabetes también pueden afectar a la audición.

¿Cuál es su tratamiento?

La pérdida de audición por la exposición al ruido puede prevenirse con la utilización de protectores auditivos.

El uso de audífonos también es un caso de éxito a la hora de prevenir la presbiacusia, ya que mejora en gran medida la capacidad auditiva.

Esta enfermedad es inevitable en algunos casos, pero una buena alimentación y la realización de ejercicio físico pueden hacer que la pérdida de audición en un futuro se reduzca.

¿Cómo evoluciona una persona afectada por presbiacusia?

Si el paciente controla los efectos de riesgo que afectan a esta enfermedad, la pérdida de audición será menor y más lenta. El tratamiento con audífonos mejora la comunicación del paciente con su entorno y evita su aislamiento. Así, se anticipa a la enfermedad antes de la aparición de más síntomas.

Si tienes síntomas de pérdida de audición en un solo oído, es importante que acudas a un especialista para que te trate de inmediato y evalúe la presencia de enfermedades de diferente naturaleza.

 

Resuelve esas dudas que aparecen cuando uno tiene pérdida de audición o un familiar que la padece: ¿Que es lo que tengo? ¿Es grave? ¿Tiene solución?
Estaremos encantados de contestar y asesorar sobre todas las dudas que puedan tener, sólo rellene el siguiente formulario:

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Tu Mensaje

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR