El sistema de direccionalidad que se ha incorporado en los últimos años en los audífonos tiene como objetivo resolver el problema del entendimiento del habla para las personas con problemas de audición en aquellos ambientes que presentan un gran ruido.

 

¿En qué consiste la direccionalidad en los audífonos?

Este sistema consiste en la presencia de dos micrófonos en el audífono que se encargan de localizar el ángulo del que proviene el sonido. De esta forma, se amplifican los sonidos delanteros (donde mira el usuario) y se filtran los sonidos traseros indeseados, algo que viene siendo muy útil en aquellas situaciones en las que haya mucho ruido ambiental.

Sin ir más lejos, esta direccionalidad es precisamente la que se encarga de amplificar los sonidos que provienen del oyente, identificándolos y distinguiéndolos del resto de ruidos y señales que proceden de otras direcciones. Esto no quiere decir que la tecnología direccional mejore la calidad del sonido, sino que la hace más distinguible para las personas.

La direccionalidad en los audífonos es un sistema muy útil en situaciones de ruido en las que el origen de este proviene de detrás de la persona con problemas de audición, cuando la persona con la que se conversa está delante del usuario, cuando este se halla cerca de la persona que habla o cuando la habitación tiene poca reverberación.

Los audífonos con direccionalidad necesitan dos entradas de sonido para poder dar preferencia a los sonidos que provienen de una única dirección. En esta ocasión, la direccionalidad se encargará de disminuir poco a poco los sonidos que provengan desde direcciones laterales y posteriores, llegando al punto de mínima sensibilidad para el usuario.

 

Diferentes tipos de direccionalidad en los audífonos

Dentro de los grados de direccionalidad en los audífonos para las personas con problemas de audición, nos encontramos con el Patrón Direccional Inteligente. Conocido también como Direccionalidad Adaptable, este tipo de sistema direccional permite un mayor grado de personalización para casos en los que haya diferentes emisores durante la conversación.

Algunos audífonos, precisamente, cambian de forma automática a un modo direccional cuando las señales que detectan coinciden. Los principales tipo de direccionalidad en los audífonos son los siguientes:

  • Direccionalidad fija: centrado en un solo foco de ruido (no automático).
  • Direccionalidad adaptativa multifoco: es capaz de atenuar varias fuentes de ruido trasero simultáneas.
  • Activación direccional automática: en este caso, el audífono activa y desactiva de forma automática la función direccional según el entorno ambiental en el que se encuentre el usuario

La gran mayoría de personas con problemas de audición, especialmente los casos más severos y profundos, tienen muchos problemas para discriminar el habla, por lo que necesitan de una mayor relación señal – ruido. La direccionalidad en los audífonos es una de las grandes soluciones para que estas personas puedan distinguir el habla del ruido de fondo.

En definitiva, la principal diferencia entre los audífonos omnidireccionales y los direccionales es que con los primeros se perciben los sonidos en su propio ambiente y, sin embargo, con los segundos, se logra discriminar entre el ruido y el habla.

Resuelve esas dudas que aparecen cuando uno tiene pérdida de audición o un familiar que la padece: ¿Que es lo que tengo? ¿Es grave? ¿Tiene solución?
Estaremos encantados de contestar y asesorar sobre todas las dudas que puedan tener, sólo rellene el siguiente formulario:

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Tu Mensaje

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR